¿Cómo recuperar la fe en Dios cuando la hemos perdido?

Comparte este artículo

En este artículo encontrarás cómo recuperar la fe en Dios, una actitud que de muy poco se habla pero que muchos creyentes a veces les pasa.

como-recuperar-la-fe-en-dios-1
La fe en Dios mueve montañas.

¿Cómo recuperar la fe en Dios?

En primer lugar, querido lector, tiene que saber qué significa fe y cómo se obtiene. La definición de fe descrita en las escrituras está en Hebreos 11.

La fe es la seguridad de recibir lo que se espera, es estar convencido de lo que no se ve.

Hebreos 11:1

Este versículo es clave para poder entender qué es esta asombrosa y necesaria parte del creyente. En los versos posteriores a este siguen exponiendo una serie de personajes del antiguo testamento, que mediante su fe pudieron hacer proezas y recibieron la aprobación de Dios.

Tales como Enoc, Noé, Abraham seres ordinarios que por medio de la fe fueron considerados extraordinarios.

De está manera, fe se puede traducir como el acto consiente de creer y confiar en Dios. Creer en sus escrituras y en creer lo que Él ha hecho por nosotros y seguirá haciendo para nuestra salvación. Es creer en lo que no se ve.

Sin fe es imposible agradar a Dios. El que quiera acercarse a Dios debe creer que existe y que premia a los que sinceramente lo buscan.

hebreos 11:6

La respuesta a la pregunta ¿Cómo recuperar la fe en Dios?, es  directamente proporcional a la voluntad del creyente de querer hacerlo (¿Le quiero tenerle fe a Dios?, ¿quiero creerle a Él?) y sólo puede realizarse con el acto consciente de querer creerle a sus promesas. Pues escuchando, leyendo y oyendo sus Palabras es que se puede recuperar la fe.

como-recuperar-la-fe-en-dios-2

Pasos pequeños pero conscientes y constantes

Cuando se quiere recuperar algo que se ha perdido es importantísimo seguir buscando y dar pequeños, pero significativos pasos.

Una actitud muy útil a la hora de recuperar la fe en el señor es recordar, no solo sus promesas, sino las victorias que ha logrado en usted. Recordar lo que Dios ha hecho en nuestras vidas es un acto de humildad y demuestra el amor de Dios que tiene con nosotros.

Recordar de dónde Dios te sacó, del lodo cenagoso, y que ahora eres coheredero juntamente con Él, gracias a Jesucristo, es en verdad una manera poderosa de frenar las artimañas del enemigo.

Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Romanos 5:1

Normalmente uno pierde las esperanzas en algo, sea un proyecto o un empleo o lo que sea, cuando pierde el interés por eso. ¿Cuándo se da cuenta que no le interesa saber nada de Dios?, cuando deja de tener comunión con el.

Por lo tanto, una buena actitud es volver a entablar una relación personal con el Señor. Deténgase y hable con el Padre durante el día, es una disciplina muy útil. Dígale las batallas que esta pasando, cómo se siente, establecer una relación con Dios es como tener una cita con la persona que más ama, es quien entregó su vida por amor a usted.

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-7

Tenga en cuenta que esto será un poco difícil, porque aunque Dios quiere ser nuestro amigo, nuestra naturaleza carnal no. Y es por esta razón que tener un encuentro cercano con el Señor es a veces una tarea un tanto frustrante.

Nos caemos muchas veces, otras nos alejamos,  a veces ni sabemos que estamos haciendo mal. Pero es aquí donde su gracia nos auxilia, acompaña y restaura a una posición simplemente inmerecida. Recuerda que Él es tu fuerza.

Esta batalla entre el ser humano y Dios es algo tan antiguo como la vida misma. Pablo nos lo deja muy en claro esta situación y la solución a esta problemática.

Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa no existe nada bueno. Quiero hacer lo que es correcto, pero no puedo. Quiero hacer lo que es bueno, pero no lo hago.
No quiero hacer lo que está mal, pero igual lo hago. Ahora, si hago lo que no quiero hacer, realmente no soy yo el que hace lo que está mal, sino el pecado que vive en mí.
He descubierto el siguiente principio de vida: que cuando quiero hacer lo que es correcto, no puedo evitar hacer lo que está mal. Amo la ley de Dios con todo mi corazón, pero hay otro poder dentro de mí que está en guerra con mi mente. Ese poder me esclaviza al pecado que todavía está dentro de mí.
¡Soy un pobre desgraciado! ¿Quién me libertará de esta vida dominada por el pecado y la muerte? ¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor. Así que ya ven: en mi mente de verdad quiero obedecer la ley de Dios, pero a causa de mi naturaleza pecaminosa, soy esclavo del pecado.
Romanos 7:18-25
Caer es algo normal del humano, levantarse también, poner la mirada en Jesucristo mientras caes y te levantas es la actitud de un discípulo. Aquí lo principal para recuperar tu fe es creerle a la persona correcta. No en tus fuerzas ni capacidades sino en las de aquel que venció la muerte por amor a ti.
 Si estás interesado en saber más  sobre la verdadera fe que está cimentada en Dios pero necesitas ayuda con ¿Cómo encontrar a Dios? Te invito a ver el siguiente artículo. Sé que será de bendición para tu vida.
Otra actitud que podemos implementar para responder la pregunta ¿Cómo recuperar la fe en Dios? y está muy ligada con relacionarse personalmente, es el hábito de la lectura  y estudio de su palabra.
Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo
Romanos 10:17
Claro está lo que la palabra nos dice en romanos. La forma más efectiva de alimentar nuestro espíritu es con el estudio de la biblia. Si un creyente no medita en las buenas nuevas estará lejos de recuperar su fe. sus promesas son un deleite para nuestra vida.
Ya se habrá dado cuenta que recuperar la fe requiere sacrificios, pero no son nada con las victorias que tendrá, tanto en esta vida como en la nueva Jerusalén.
Los sacrificios no son tan demandantes cómo la palabra los hacen ver. Puede ser pararse temprano a orar o hacerlo mientras está haciendo cosas cotidianas como friega los platos, tener versículos para memorizar, tener un plan devocional. Los sacrificios son pasos pequeños constantes.
como-recuperar-la-fe-en-dios-3
“En el mundo tendrán aflicción, pero ¡tengan valor; yo he vencido al mundo!” Jn 16: 33

La fe, cualidad de un extranjero

Algo que tiene que tener en cuenta es que su esperanza está puesta en Cristo, no en las cosas de este mundo. Por lo tanto la acción de tener fe es solo para aquellos que siguen a Jesús, es decir, solo para extranjeros y embajadores.

¿Sabe usted lo que significa ser embajador? Es un servidor público del más alto nivel (es decir su misión es servir, no ser servido). Representante principal de su nación, tiene autoridad dada por su nación; o sea, representado de las decisiones del rey en tierra ajenas al reinado. También es llamado como mensajero.

¿Le suena esto conocido?, usted y yo somos llamados por Dios a ser extranjeros, pero no cualquier extranjero, somos embajadores del reino. Un embajador sin fe es como una persona sin documentación. Sin fe no podemos agradar al Rey.

La vida de Jesus es un gran ejemplo de esto. Él mismo supo desde el principio que su estadía en la tierra era algo transitorio. su misión restablecer el vínculo entre creador y creación, la nuestra predica esta dicha de ser coherederos del reino.

Jesús sabía que los milagros y las enseñanzas no eran nada sino reconocía la autoridad de quien lo envió a los demás. La voluntad de Jesús aquí en la fue obedecer la voluntad del Padre. La meta del creyente es esta tener la relación que tuvo Jesús con el padre aquí en la tierra. Un ejemplo de fe y humildad.

Por esto respondió Jesús y les decía:
—De cierto, de cierto les digo que el Hijo no puede hacer nada de sí mismo sino lo que ve hacer al Padre. Porque todo lo que él hace, esto también lo hace el Hijo de igual manera.
Juan 5:19
Si te interesa saber más sobre esta clase de fe, una fe de extranjeros te invito a ver el siguiente video. Explica de una manera maravillosa que somos peregrinos y extranjeros en esta tierra.

(Visited 32 times, 1 visits today)

Deja un comentario