Salmo 103 explicación y alabanza a Dios

Comparte este artículo

Conoce en este maravilloso artículo sobre el salmo 103 explicación y el llamado a la alabanza a Dios, sus bondades en momentos difíciles.

salmo-103-explicación 2

Salmo 103 explicación

Con el fin de contextualizar el salmo 103, nos remontamos al libro de los Números 10:11-33 donde observamos como el Señor cuidaba al pueblo de Israel una vez liberado de la esclavitud de Egipto, por medio de la nube de fuego.

A través de la nube de fuego, el Señor guiaba hacia qué dirección debían dirigirse para llegar a la tierra de Canaán; por las noches la nube alumbraba el campamento, les daba calor, iluminaba el sendero y les guiaba en el camino.

Durante el alba descendía maná del cielo (Éxodo 16: 4-9; Nehemías 9:21; Deuteronomio 29:5) y el Señor los alimentaba de manera que el pueblo nunca les faltó nada. Incluso, era Dios quien apartaba del camino de los israelitas a los enemigos del pueblo elegido de Dios. Sus vestidos nunca se desgastaron en el desierto. A medida que avanzaban el pueblo de Israel iba adorando y alabando al Señor. Leamos el pasaje bíblico

salmo-103-explicación 3

Números 10: 33-36

33 Así partieron del monte de Jehová camino de tres días; y el arca del pacto de Jehová fue delante de ellos camino de tres días, buscándoles lugar de descanso.

34 Y la nube de Jehová iba sobre ellos de día, desde que salieron del campamento.

35 Cuando el arca se movía, Moisés decía: Levántate, oh Jehová, y sean dispersados tus enemigos, y huyan de tu presencia los que te aborrecen.

36 Y cuando ella se detenía, decía: Vuelve, oh Jehová, a los millares de millares de Israel.

Sin embargo, en el capítulo 11:1-35 del Libro de los Números, podemos ver a un pueblo israelita quejándose igual que los extranjeros, quienes manifestaron estar inconforme por comer solamente maná del cielo. Extrañaban los alimentos que les proporcionaban en Egipto, sin recordar que era el pago por su esclavitud.

Al leer este pasaje bíblico, podemos percatarnos que Dios les concede  la carne que pedían, pero en su condición de un Dios Todopoderoso, Omnisciente y Omnipresente sabía que lo que guardaban sus corazones era una rebelión contra Dios y entonces extendió su mano y les envió una plaga.

En este contexto debemos tener cuidado con nuestras peticiones a Dios, pues el Señor puede concedernos lo que pedimos, pero con las consecuencias que esas peticiones traerán a nuestras vidas. Debemos asegurarnos que nuestras peticiones están conforme al corazón y la voluntad de Dios.

Este hecho contrasta con los acontecimientos que antecedieron en el capítulo 10 donde apreciamos a un pueblo israelita unido, en un mismo espíritu y un mismo sentir adorando y alabando a Dios. David, a través del salmo 103 explicación nos aclara lo que llevó al pueblo de Israel a rebelarse contra Dios.

Asimismo, esta historia bíblica contrasta con la de Lucas 17:11-19. Vemos como el Señor sanó a diez leprosos que se acercaron a Él. Resalta el hecho de que sólo el samaritano regresó para bendecir a Dios en contraste con la ingratitud de los israelitas.

salmo-103-explicación 4

Lucas 17:11-19

11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.

12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos

13 y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.

15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,

16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?

18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?

19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

salmo-103-explicación 5

La bendición de Dios se refiere a que Él en su Soberanía nos proporciona aquello que necesitamos, sea espiritual o material, pero viene con el propósito de cumplirse la voluntad de Dios en nosotros, de allí la importancia de la intimidad con Dios para conocer su voluntad.

El salmo 103 explicación nos enseña a bendecir y alabar a Dios por todos sus beneficios. En este salmo que David nos enseña a bendecir a Dios por sus cuidados.

Bendecir a Dios

Bendecir es una expresión de gratitud a un Dios que lo es todo para nosotros, que sale de nuestro corazón y que sale de nuestra boca bendiciendo, dando gracias y honrándolo.

Cuando nos referimos al término bendecir a Dios, estamos haciendo referencia a las gracias por los favores espirituales y/o materiales, de las cuales disfruta una persona y que han sido dadas por la gracia de Dios. Bendecir en todo tiempo a Dios, nos revela que tenemos un corazón agradecido hacia Dios, recordemos lo que dice el siguiente pasaje bíblico

Lucas 6:45

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Todo lo que Dios ha hecho por nosotros es por gracia, nada de lo que ha hecho podemos pagarlo, por lo tanto lo que nos queda es honrarlos y agradecerle pos sus beneficios y por esta razón le servimos.

En el salmo 103 explicación, podemos observar tres maneras de bendecir a Dios: una manera personal (en los versículo del 1 al 5), una comunitaria (en los versículo del 6 al 18) y otra universal (en los versículo del 19 al 22).

salmo-103-explicación 6

Análisis del Salmo 103 explicación: La bendición personal

Al inicio del salmo 103 explicación, podemos leer como David le pide a su alma que bendiga a Dios, esto nos devela que en nuestra condición pecadora olvidamos frecuentemente dar gracias a Dios y bendecirlos por los favores y cuidados que Él por amor nos da. David reconoce que somos seres egoístas y por lo tanto se recuerda a sí mismo bendecir a Dios.

Resistirnos de bendecir a Dios por lo que nos da, es producto de la soberbia de creer que nos meremos más de lo que hemos recibido, tal como lo hizo el pueblo de Israel en el desierto. Dios guarda y cuida de sus hijos y por lo general eso no lo vemos a diario porque inconscientemente creemos que nos los merecemos. Pues, permíteme decirte que no.

Dios nos cuida, protege y bendice por amor y por gracia. Debemos tener presente y valorar el regalo de la salvación, no debemos extraviarnos en las cosas del mundo, sino poner nuestros ojos en Jesús. (Proverbios 3:5-8, Hebreos 12:1-2; Deuteronomio 8:11-20)

Es importante, que en este contexto del salmo 103 explicación recordemos que la carne se olvida de las cosas del espíritu, por lo tanto debemos derrumbar nuestras propias opiniones, fortalezas, argumentos que se levantan contra Dios. Tengamos en cuenta como cristianos, que Dios nos colma de favores y por lo tanto debemos bendecirlo (2 Corintios 10:3-5; Nahúm 1:3; Salmo 103:8; Números 14:18)

De acuerdo al salmo 103 explicación, existe un orden para bendecir a Dios. Lo primero que debemos hacer como cristianos es reconocerlo como nuestro Señor y por lo tanto, bendecirlo.

Luego debemos recordar todos los favores y beneficios que el Señor nos ha dado empezando por la salvación. Nuestro agradecimiento y bendiciones serán más profundas a medida que tomemos mayor conciencia del favor inmerecido que Jesús hizo por nosotros en la cruz del calvario (Habacuc 3:17)

La salvación es un favor de Dios, un regalo que no merecemos, sino que nos los ha dado por la gracia de Dios. Es por ello, que como cristianos debemos recordar qué es la gracia de Dios. Para aclara sobre este tema lee el siguiente enlace titulado

Ahora bien, debemos bendecir a Dios, pues cuando el Señor entra a nuestras vidas, nos restaura de la enfermedad del espíritu como consecuencia del pecado e inclusive físico. De las heridas que nos produjo nuestra vida en el desierto, del pecado y la rebelión contra Dios. Restaura nuestras vidas, nos levanta, los limpia, hace de nosotros criaturas nuevas (Salmos 37:25; 1 Juan 6:1-10; Juan 1:7; 2 Corintios 5:17)

En el versículo 5 podemos entender que cada vez que comemos del Pan de Vida, que nos los proporciona la Palabra de Dios para hallar al Hijo (Juan 6:44-51; 4:14) nos rejuvenecemos, saciamos nuestra sed y hambre espiritual. Sin embargo, Dios conoce todas nuestras necesidades de antemano (Mateo 6:8; Juan 14:13; Deuteronomio 28:1-68; Deuteronomio 30:1-20; Mateo 21:22)

Salmo 103:1-5

Bendice, alma mía, a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.

Él es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;

El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;

El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.

La bendición comunitaria

Sigamos profundizando en el salmo 103 explicación, pero ahora para bendecir a Dios desde una perspectiva comunitaria. Este tipo de bendiciones y de dar gracias a Dios debe venir de un corazón dispuesto para bendecirlo en la iglesia, al lado de nuestros hermanos en la Iglesia.

Bendecir a Dios en la iglesia representa el agradecimiento del pueblo de Dios por la corona de favores recibidos. La misericordia de Dios es tan sublime que se renueva cada mañana (Lamentaciones 3:22-23), nos muestra el camino en que debemos andar (Salmos 32:8), nos rescata de nuestras caídas en nuestra vida cristiana.

Dios reconoce nuestra condición humana. La humanidad debe comprender que esta condición pecadora, nos hace depender totalmente de Dios, ya que sin Él estamos perdidos. De esa culpabilidad, Dios nos ha rescatado en la cruz, y por amor a sus hijos nos rescata.

Tal como lo devela el salmo 103 explicación, Él le mostró a Moisés sus caminos de misericordia y justicia (Éxodo 33:13-19; 34:1-7; Romanos 12:19), misericordia que hemos hallado en la cruz y la justicia sobre el pecado.

En otras palabras, el Señor le mostró al Mesías y su Gloria. Por lo tanto, tomar conciencia como el cuerpo de Cristo adoremos, alabemos y bendigamos a Dios, ya que es en la cruz donde hallamos justicia ante la violencia y destrucción del pecado.

Uno de los rasgos de esta misericordia es la paciencia de Dios. Cabe preguntar ¿Qué sería de nosotros si el Señor no hubiera sido paciente? El Señor nos entrega a su Hijo para pagar la mayor violencia que puede producirse que por el pecado (Romanos 6:23; 2 Pedro 3:9)

El camino de regreso a la Casa de Dios, a la casa de los vivientes al Reino de Dios es a través de la cruz. Por ello, te invitamos a leer el siguiente enlace titulado Pasión muerte y resurrección de Jesús que nos describe los padecimientos de Jesús en la cruz.

Ahora bien, saber de qué se trata nuestra vida en el Reino de los Cielos, te dejamos estos artículos referente a Juan 14:6,¿Qués es el sagrado evangelio de Jesús?¿Qué es el Reino de Dios?

Salmo 103:6-18

Jehová es el que hace justicia
Y derecho a todos los que padecen violencia.

Sus caminos notificó a Moisés,
Y a los hijos de Israel sus obras.

Misericordioso y clemente es Jehová;
Lento para la ira, y grande en misericordia.

No contenderá para siempre,
Ni para siempre guardará el enojo.

10 No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades,
Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.

11 Porque como la altura de los cielos sobre la tierra,
Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.

12 Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.

13 Como el padre se compadece de los hijos,
Se compadece Jehová de los que le temen.

14 Porque él conoce nuestra condición;
Se acuerda de que somos polvo.

15 El hombre, como la hierba son sus días;
Florece como la flor del campo,

16 Que pasó el viento por ella, y pereció,
Y su lugar no la conocerá más.

17 Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen,
Y su justicia sobre los hijos de los hijos;

18 Sobre los que guardan su pacto,
Y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra.

Al leer por completo esta sección del salmo 103 explicación, precisamos que la misericordia de Dios para sus hijos se renueva cada mañana, y aleja de nosotros el pecado, ya que Él reconoce nuestra condición del hombre.

Este versículo es de esperanza porque si bien es cierto que la humanidad es como la hierba que perece, en nuestra vida eterna hallaremos la mayor gracia que Dios ha podido darnos. Teme a Dios porque el temor y temblor que sentido por Dios nos aleja del pecado. Su misericordia para quienes le tememos es de la eternidad hasta la eternidad, inmerecida gracia.

Que todos en un mismo espíritu y en un mismo sentir le den gracias a Dios por todo alabando con cánticos de agradecimientos como en el siguiente material audiovisual.

La bendición universal

La bendición universal que nos expone David en el salmo 103 explicación nos recuerda la Soberanía de Dios establecida desde los cielos. Por lo tanto, toda la creación, lo visible e invisible debe bendecir a Dios desde cualquier lugar y por todo debemos dar gracias (Salmos 34:1-4: 1 Tesalonicenses 5:18).

Recordemos que de acuerdo a la Palabra de Dios, el Señor es quien establece las autoridades por ello también deben bendecir a Jehová.

Salmos 103: 19-22

19 Jehová estableció en los cielos su trono,
Y su reino domina sobre todos.

20 Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles,
Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra,
Obedeciendo a la voz de su precepto.

21 Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos,
Ministros suyos, que hacéis su voluntad.

22 Bendecid a Jehová, vosotras todas sus obras,
En todos los lugares de su señorío.
Bendice, alma mía, a Jehová.

Reflexiones finales

Los cristianos debemos tomar en cuenta que todo, lo bueno y lo malo, es permitido por Dios y que en el contexto de nuestra vida cristiana todas las cosas son para el bien (Romanos 8:18).

Son muchas las acciones que Dios hace en nuestras vidas que nuestros sentidos no pueden captar, es por ello que debemos siempre ser agradecidos por aquellas cosas de las que tenemos conciencia y de las que no vemos.

No hagamos como el rey Ezequías quien se olvidó del favor que había recibido (Deuteronomio 8:7-18) .

2 Crónica 32:25

25 Mas Ezequías no correspondió al bien que le había sido hecho, sino que se enalteció su corazón, y vino la ira contra él, y contra Judá y Jerusalén.

Más bien tengamos presente en nuestra mente y corazón recordar nuestra acción de gracia a Dios por sus bendiciones y beneficios, por la misericordia que nos ha mostrado en la cruz y por la justicia sobre el pecado que nos libró de la muerte del pecado en Cristo jesús.

Filipenses 4:6-7

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Colosenses 3:16

16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

1 Tesalonicenses 5:18

18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

La mejor forma de concluir este artículo es dando gracias y bendiciendo a Dios

(Visited 9.723 times, 35 visits today)

2 comentarios en “Salmo 103 explicación y alabanza a Dios”

Deja un comentario